Perros guía: los ojos de la ONCE

La Fundación ONCE del perro Guía (FOPG) fue creada en el año 1990 en España, y ahora que cumple 25 años de existencia quiere recordar a la sociedad la importancia que tienen estos animales de asistencia para las personas con discapacidad visual.

«El usuario pone su vida en manos del perro y por eso es muy importante todo el proceso de selección previo que desde la Escuela de la FOPG se hace, tanto del perro como de las personas», explica Ismael Pérez Blanco, delegado territorial de la ONCE en Castilla y León. Actualmente, salen de estas instalaciones ubicadas en Boadilla del Monte (Madrid), «cerca de 140 canes adiestrados cada año, una cifra que no es suficiente para la demanda que existe por lo que algunos proceden de otros países como Estados Unidos».

El coste aproximado por cada perro, «que asume íntegramente la Fundación ONCE y para lo que no contamos con ningún tipo de subvención salvo lo recaudado por la venta de cupones» explica Ismael, es de 30.000 euros. Cada día es más habitual descubrir las muchas capacidades que los animales pueden compartir con las personas. Perros que huelen las subidas de azúcar en las personas con diabetes, o que detectan con una breve antelación una crisis epiléptica, por no hablar de la detección a través del olfato del cáncer o las terapias asistidas para persona con discapacidad, entre otras.

«Los invidentes tienen muy claro que el perro guía desarrolla un trabajo muy importante y del que depende su integridad física, pero eso no quita para que el animal reciba todo el cariño posible», comenta el delegado de la ONCE.

No obstante, la jubilación de estos canes suele llegar en torno a los 10 años, «para lo que desde la FOPG se buscan hogares donde se les adopten y puedan jubilarse como guías». Lo mismo sucede con aquellos cachorros que a partir del «mes y medio de vida» no pasan las pruebas que los convierte en «candidato como perro guía». «Contamos con numerosísimas peticiones de personas que quieren adoptarlos, a quienes se unen aquellos que hacen de familia de acogida durante el primer año de vida del can sí seleccionado», explica Ismael.

Será en ese tiempo en el que el animal aprenda a sociabilizarse de la mano de una familia normalizada que recibirá, a su vez, formación e indicaciones para poder hacerlo correctamente. «El equipo de Boadilla del Monte está integrado por 50 personas, entre adiestradores, veterinarios, peluqueros; casi como un hotel».

«Con las familias se acostumbran al día a día, con sus olores, sonidos, otras personas y mascotas», pero es a partir de los 14 meses cuando regresan a la escuela donde se pasa de las órdenes más comunes a habilidades específicas, «cuyo objetivo es que faciliten la vida y la independencia a la personas a la que se le asigne y que pasará a ser su compañero», en muchos de los casos de por vida, aunque reciba su jubilación «ya que es cierto que este tipo de razas suelen tener algunos problemas oseoesqueléticos, como la displasia de cadera».

Controles médicos

No obstante, los controles médicos en estos canes son mayores y más habituales que los de cualquier mascota, «al ser animales que comparten espacios públicos con otras personas y hay que garantizar la salubridad de las mismas».

En cuanto a qué perro pasará a ser el guía fiel de cada persona, «requiere de numerosas pruebas tanto físicas como psicológicas de los dos sujetos», relata Ismael.

No obstante, existen parámetros como el longitud de zancada «que deben medirse y ver si el perro cumple con ello para no ser un obstáculo en el caminar de su compañero invidente». Así como la propia corpulencia del animal y su capacidad de aprendizaje, que hace que las razas principales con las que se trabaje sean labrador, golden retrivier, pastor alemán y flat coated retrivier. En cuanto a una cuestión que podría despertar polémica como es el abuso en la cría de estos perros, Ismael aclara que «se trata de hembras que tienen su familia normalizada y que se ofrecen a criar para la escuela un número natural de veces, sin que exista sobreexplotación», y una vez nacidos los cachorros, ambos son atendidos por los profesionales del centro.

 

Leer más en: http://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-perros-guia-ojos-once-201603011053_noticia.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *