La rapidez es esencial en los casos de deshidratación en perros

Llegando al final de agosto, las temperaturas continúan siendo altas, lo que supone un riesgo para los perros ya que, dadas sus limitaciones para expulsar el calor de su cuerpo, sufren más riesgo de padecer un golpe de calor. Pero antes de recibir este shock, el animal puede manifestar síntomas de que está deshidratado, condición que se debe atender con urgencia para evitar problemas mayores.

Es por todo ello que los expertos aconsejan una serie de pasos para evaluar el nivel de deshidratación en los perros.

 

PASO A PASO

Por un lado, la nariz de un perro sano normalmente está húmeda. De ahí que los profesionales aconsejen la comprobación rutinaria de los niveles de sequedad que puedan manifestarse en esta zona.

Con todo, cuando pellizcamos o estiramos ligeramente la piel de un perro, ésta debería volver a su forma natural. Sin embargo, de estar deshidratado, la piel del animal mantendrá una arruga en la zona que fue pellizcada, tardando más tiempo del habitual en volver a su estado natural.

Además, cuando un perro no recibe la ingesta adecuada de líquidos, sus encías comienzan a parecer más secas de lo normal. Algo que se puede comprobar si con un dedo se hace presión sobre las encías del animal para medir el tiempo que tarda en recuperar su color.

Por último, el comportamiento anormal de un perro también puede ser debido a la deshidratación. Y es que un animal que sufra estas condiciones puede parecer apático, algo que si dura mucho tiempo puede ser indicativo de que la deshidratación ha empezado a dañar órganos internos como el riñón, según los expertos.

 

SÍNTOMAS

La deshidratación canina puede originarse cuando un perro no tiene acceso a una fuente de agua limpia o si padece una enfermedad que hace que el animal deje de comer o beber.

En cualquiera de los casos, los profesionales advierten que, de no reconocer los síntomas de la deshidratación, el perro afectado puede continuar sufriendo la deshidratación hasta morir. Entre los signos de la deshidratación canina se encuentran la fiebre, el jadeo excesivo, la pérdida de apetito, los vómitos, la diarrea, el estreñimiento y la micción infrecuente.

Para evitar la deshidratación en los perros, los expertos recomiendan que siempre se disponga de agua fresca y limpia además de buscar inmediatamente atención veterinaria en caso de que el perro muestre cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados.

Artículo de: https://www.animalshealth.es/mascotas/la-rapidez-es-esencial-en-los-casos-de-deshidratacion-en-perros

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *