La procesionaria del pino, una amenaza mortal

Cuando va terminando el frío y se acerca la primavera es el momento en el que hay que estar ojo avizor para que nuestros perros no se acerquen a estas orugas, son verdaderamente peligrosas, mucho: producen urticarias y alergias en personas y en animales. Lo malo es que la procesionaria del pino o o thaumetopoea pityocampacada cada vez aparece antes y en más lugares.

El momento fundamental del ciclo de estas orugas es durante el inicio de la primavera, ya que con la subida de la temperatura se estimula el reflejo de enterramiento. Es decir, todas las orugas migran en procesión hasta un lugar donde pueden enterrarse para así terminar el proceso de su ciclo y formar crisálidas, que saldrán al final del verano como mariposas. Este momento es muy importante para los canes, debido a que forman un «espectáculo» que inevitablemente llamará la atención de los mismos. Así se acercarán a observar qué ocurre ante tanto movimiento y aquí es donde empezará el problema.

Las localizaciones, el pronóstico y las secuelas de las lesiones están estrictamente relacionadas con la parte del cuerpo afectada, con la intimidad del contacto y con la precocidad del tratamiento. La localización más frecuente es la oral.

La toxina que se libera de los pelos especializados de la oruga ocasiona la liberación de histamina de los mastocitos produciendo una reacción inflamatoria muy grave debido a que los pelos se quedan clavados en esas zonas. Por tanto, la sintomatología clásica es la del contacto oral: el animal muestra nerviosismo, actos de deglución rápidos, se toca la boca con las patas, produce mucha saliva, etc. Todo lo relacionado con un shock anafiláctico. Si no se actúa de forma rápida el animal puede llegar a la muerte. En algunas ocasiones, dependiendo de diferentes circunstancias, los animales pueden perder parte de su lengua, incluso llegar a morir por efecto del shock anafiláctico.

Como recomendación para los propietarios de mascotas que puedan ocurrirles esto, nunca deben frotar la zona que está afectada (como la lengua por ejemplo), debido que esto solo provocaría la ruptura de los pelos incrustados y por tanto la liberación de la toxina. Lo único que deben hacer es acudir a su veterinario rápidamente.

 

Para más información: https://www.portalveterinaria.com/animales-de-compania/articulos/17763/la-procesionaria-del-pino.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *